Utilitzamos cookies
de acuerdo más info
EL CENTROQUÉ TRATAMOSHORARIOSDONDE ESTAMOSOSTEÓPATASBLOGÁREA PACIENTES

10/06/2017

Entrevista en el Diari de Terrassa a nuestro director Joan Parera a raíz de la obtención del título de Doctor

Os presentamos la entrevista que ha realizado la periodista Teresa Romero del Diario de Terrassa a nuestro director Joan Parera, donde entre otras cosas se explica las dificultades para la obtención del doctorado y su visión académica-profesional de la osteopatía .

Traducción al castellano de la entrevista original: 

20 años del Centro de Osteopatía Terrassa

"Hacer un doctorado compensa mucho"
joan parera. El osteópata es el único del Estado que ha logrado doctorarse con un ensayo clínico con 120 pacientes

Se pueden contar con los dedos de una mano. En Cataluña sólo hay cuatro osteópatas que hayan leído la tesis doctoral de su especialidad. Y uno de ellos es el egarense Joan Parera, director del Centro de Osteopatía Terrassa, una clínica que fundó hace 20 años. Alcanzar el doctorado, a través de un máster en medicina clínica ha sido una aventura agridulce pero con un final feliz. Con el título de doctor bajo el brazo, obtenido en la Universidad de Elche, al terapeuta terrasense Joan Parera le queda la satisfacción de haber podido culminar un ensayo clínico con 120 pacientes y demostrar que la osteopatía es mucho más que una simple terapia manual. Es más eficaz en muchos aspectos que la fisioterapia en el tratamiento del latigazo cervical por accidentes de tráfico.
Como ha conseguido doctorarse en osteopatía? Debe de ser una rareza en su profesión, no?
De hecho, programas de doctorado de osteopatía hoy en día no existen, porque no es un grado universitario propio. Se accede después de estudiar fisioterapia o medicina. Yo he podido alcanzado el doctorado cursando un máster en medicina clínica y con una experiencia de más de veinte años haciendo tratamientos de osteopatía. Soy fisioterapeuta en origen y osteópata de profesión.
¿Cuánto tiempo ha invertido?
Me ha costado tres años (cuatro si añadimos el máster de medicina clínica) y muchos obstáculos, pero en lugar de limitarme a hacer un estudio teórico sobre la osteopatía me he complicado la vida haciendo un ensayo clínico en colaboración con el Hospital de Terrassa. El estudio lo llevé a cabo con pacientes que acudían a urgencias tras sufrir un accidente de tráfico.
Ha encontrado tesis similares a la suya o se siente un poco precursor?
De hecho es el ensayo clínico de mayor envergadura que se ha hecho en España sobre osteopatía. Con 120 pacientes, divididos en dos grupos de 60, he comparado la eficacia de una técnica de osteopatía frente la fisioterapia. Todos eran personas que habían sufrido un latigazo cervical por un accidente de tráfico.
Y qué ha comprobado? Los resultados le han sido favorables?
Ahora puedo demostrar que un tratamiento con la técnica SAT de tres sesiones de 5 minutos tiene unos efectos sobre el latigazo cervical superiores que los tratamientos de una hora con las mejores técnicas de fisioterapia. Este ensayo da rigor científico a la tarea diaria que hago en la clínica. Un orgullo para la profesión. Ahora puedo decir que la técnica que utilizo tiene evidencia científica y esto es una recompensa enorme. 

¿Qué síntomas o variables  analizó y comparó?
 Dividí las 120 personas en dos grupos homogéneos de 60 personas, con una edad media de 36 años, con características similares. Los resultados fueron más elevados en el grupo experimental (el tratado con osteopatía) que en el de control, incluso en la variable depresión-ansiedad. Los pacientes tratados con las técnicas de osteopatía presentaron una gran mejoría en variables como el dolor, la funcionalidad, la movilidad del cuello y la calidad de vida. Incluso en satisfacción del tratamiento. Hay que destacar que el paciente recuperaba la curvatura de las cervicales que en un accidente se encuentra inviertida.
Tuvo apoyo profesional o económico?
El Consorci Sanitari de Terrassa me cedió el uso de las instalaciones (después de presentar el proyecto del ensayo clínico a un comité de ética). También tuve acceso a las radiografías de los pacientes que me derivaban los traumatólogos y la colaboración de fisioterapeutas. Pero el resto me lo tuve que financiar yo. Tuve que pagar los seguros de responsabilidad civil para cubrir la seguridad de los pacientes. Y en algún momento me desanimé y pensé en abandonar pero había gente que me ayudaba ...
Quería abandonar por el desgaste físico que conlleva compaginar trabajo con el estudio?
Cuando inicié el ensayo, una vez dentro del hospital, surgieron problemas. Me planteé dejar el estudio por la falta de colaboración que tuve por parte de algunos traumatólogos que no me derivaban pacientes. Gracias al apoyo del jefe clínico de traumatología y los tutores de la tesis decidí seguir adelante.
Muchas horas de sueño perdidas, sin tiempo,  no le afectaron?
Por supuesto! Han sido cuatro años intensos. Seguía trabajando y me levantaba a las cuatro de la madrugada para poder redactar la tesis. Pero cuando llegas al final la recompensa es inmensa. He logrado el máximo grado académico que existe!
¿Qué sintió cuando leía la tesis ante el tribunal académico?
Fue emocionante. La familia acudió para apoyarme. Nunca me he preparado un trabajo como éste e iba con la seguridad de superar la prueba.
¿Cuál ha sido su maestro y porque eligió el latigazo cervical como tema de investigación?
Aprendí la técnica raíz de dos accidentes que sufrí. El problema del dolor en las cervicales no se solucionaba y un osteópata francés me curó con este tratamiento. Aluciné tanto que decidí aprender la técnica, originaria de Gran Bretaña y me formé con terapeutas ingleses y franceses para aplicarla y ayudar a otros afectados por latigazo cervical. Ahora soy yo quien forma especialistas. Cuando leí la tesis lo primero que dije fue: "Este trabajo es un homenaje a los creadores de esta técnica que la han realizado de forma empírica toda la vida y ahora la hemos elevado al grado de evidencia científica" 

Ha puesto su grano de arena para dignificar la osteopatía ...                      Esto es una gota en el océano pero al final conseguiremos situarla donde se merece: en el estadio de disciplina con evidencia científica. Estamos hartos de oír que la osteopatía es una pseudociencia. Es una medicina manual, una ciencia, reconocida en Estados Unidos, Inglaterra o Australia. Y molesta oír gente que diga "Yo no creo". La osteopatía no es un acto de fe. No es cuestión de creer o no creer.

Ahora cuál es su sueño?                                                                                               Que osteopatía y medicina fueran de la mano y la disciplina fuera reconocida como se merece dentro del ámbito de la salud. Sueño con que un día se elimine el intrusismo que hace tan mal a la profesión.

Su especialidad es ...                                                                                                          La columna cervical. Mi vida gira alrededor de 7 vértebras!

 

// Un cumpleaños muy redondo! A Joan Parera le brillan los ojos de una manera especial cuando habla de su hito con el doctorado. Siendo las mismas emociones que cualquier alpinista que corona el Everest. Y no es para menos porque ha vivido el proceso con momentos de todos colores. Este es su año, sin duda. En febrero nació su tercer hijo, Jan, un bebé que se comporta como un angelito. En 2017 también le ha aportado otras alegrías como la celebración de los 20 años del Centro de Osteopatía Terrassa. Y hoy la fiesta continuará soplando las 46 velas de su cumpleaños en familia. Sólo le falta plantar un árbol y escribir un libro para plasmar sobre el papel todos los conocimientos que este terapeuta, profesor universitario, investigador y ahora doctor ha acumulado durante sus más de veinte años de ejercicio. Joan Parera es también un terapeuta muy cordial, gran conversador que sabe escuchar con atención los problemas que le cuentan sus pacientes. Felicidades doctor!

FRASES "He demostrado que la osteopatía es más eficaz en muchos aspectos que la fisioterapia en el tratamiento de los latigazos cervicales"

"El doctorado da rigor científico a la tarea clínica y profesional que hago día a día"

"la osteopatía no es un acto de fe, no es un creer o no creer, es una medicina manual "

PIE dE FOTO Joan Parera ha cumplido el sueño de doctorarse en osteopatia Foto: Toni Rebollo

Autor  Teresa Romero-Diari de Terrassa facebook twitter enviar a un amigo

Sin comentarios
DEJAR UN COMENTARIO

Diseño: Xoostudio® | Implementación: Somcodi

Copyright ® 2015 | Política cookies | Aviso legal